Querella contra Repsol por el ‘efecto lunes’

Querella contra Repsol por el ‘efecto lunes’

Manos Limpias se basa en los informes de la Comisión Nacional de Mercados y competencia  por bajar presuntamente los precios los lunes para después subirlos durante el resto de la semana.

El sindicato ha interpuesto una querella contra la petrolera española  Repsol y otras petroleras, entre los que figuran Galp y la rusa Meroil, por pactar presuntamente los precios y llevar a cabo el llamado «efecto lunes», que consiste en abaratar el precio del carburante ese día de la semana porque es cuando tienen que dar el precio a la Comisión Europea, para después subir el precio el resto de la semana.

La querella presentada versa sobre la «alteración de precios» de Repsol, delito tipificado por el Articulo 284del Código Penal. Asimismo, la actuación del sindicato es independiente de la multa administrativa que se impuso a Repsol por este motivo, ya que la querella trata de cubrir «a los millones de consumidores que han visto lesionados sus legítimos intereses económicos por actuaciones delictivas». Además de Repsol también se enfrentan a esta acusación, Galp, Disa y Meroil.

El sindicato a solicitado el volcado de todos los datos recabados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia en los expedientes dos expedientes que abrió a las petroleras en 2013. Las prácticas efectuadas están «prohibidas explícitamente por la Ley de Defensa de la Competencia, a nivel nacional, y por el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, a nivel comunitario», señala la querella.

Y es que, según el sindicato, se produjo un «alineamiento de precios de venta al público en las estaciones de servicio de distintas operadoras llegando a fijar indirectamente el precio de venta al público, y restringiendo así la competencia entre las estaciones de servicio de su red y entre el resto de estaciones de servicio, fruto de los intercambios de información que han tenido lugar entre los competidores, a veces materializados incluso en acuerdos de precios celebrados entre ellos».

Además y basándose en los expedientes de Competencia, el sindicato ha asegurado que se produjo un «alineamiento de las condiciones comerciales entre operadoras se articulaba mediante intercambios de información estratégica entre las competidoras, pactos de no agresión en precios a través de sus técnicos comerciales, y coordinación entre estaciones.