Repsol, Opel y Citylift colaborarán conjuntamente para promover el uso de GLP para automoción.

Repsol, Opel y Citylift colaborarán conjuntamente para promover el uso de GLP para automoción.

Repsol, Opel y Citylift colaborarán conjuntamente para promover el uso de GLP para automoción.

El AutoGas o GLP para automoción es el carburante alternativo más utilizado del mundo, con más de 21 millones de usuarios. En Europa lo usan 10 millones de vehículos y en España son más de 34.000.

El GLP para automoción representa un ahorro de hasta el 40% respecto a los carburantes convencionales, además contribuye a la mejora de la calidad del aire urbano, por sus bajas emisiones de partículas y óxidos de nitrógeno (NOx), y ayuda a minimizar el efecto invernadero por sus reducidas emisiones de CO2.

El GLP se puede utilizar en vehículos “bifuel”, es decir, se puede utilizar indistintamente gasolina y AutoGas, al estar equipados con dos depósitos, uno para cada tipo de carburante, con lo que prácticamente doblan la autonomía.