Repsol tendrá que pagar una multa por no seguir con los sondeos en Canarias.

Repsol tendrá que pagar una multa por no seguir con los sondeos en Canarias.

Enrique Hernández Bento, subsecretario de Industria, Energía y Turismo, ha anunciado que Repsol tendrá que pagar cinco millones de euros por abandonar los sondeos sin buscar petróleo en el pozo Chirimoya. El pasado agosto la petrolera obtuvo los permisos necesarios que le autorizaban a perforar los pozos de Sandia y Chirimoya, los cuales debían ser investigados de forma obligatoria, mientras que el tercer pozo tercero dependía de que los otros dos no resultaran positivos.

Hernández Bento ha aclarado que Repsol tenía autorización para los pozos de Sandía y Chirimoya y que en caso de no realizar los segundos sondeos, tendría que pagar la multa o transferir estos permisos «por otros de los que tengan autorizados en la Península», de este modo,  Repsol podría transferir el trabajo pendiente, no los permisos, a otros trabajos que tienen autorizados en otros puntos de España.